GuidePedia

0
Los programas robot de los buscadores quieren localizar páginas relacionadas con las palabras o frases buscadas, y por lo tanto favorecen a las páginas donde se encuentra la frase buscada repetida varias veces. Las páginas con muchas imágenes y poco texto hacen difícil la labor de determinar si la página tiene relevancia o no.

Por eso, nuestras páginas deberían tener como mínimo entre 250 y 300 palabras con una "densidad de palabras clave" relativamente alta. Los buscadores procesan a palabras de la misma manera que lo hace un ser humano. Al determinar el ranking de una página, los robots repasan el texto que encuentran y calculan cuantas veces aparecen ciertas frases. La razón de las veces que aparece la palabra clave a la cuenta total de palabras es la "densidad de palabras claves."

Para dar una idea de cómo emplean los buscadores el concepto de densidad, ofrezco un ejemplo. Vamos a decir que tenemos una página de unas 250 palabras. Si aproximadamente después de cada 30 palabras hacemos mención de "aguardiente casero", tendremos 8 apariciones de la frase y una densidad de un 3%. El buscador pensará que hay buena posibilidad de que esta página trate de aguardiente casero.

contenerte.com - agregadores de contenidos – te puede proporcionar cualquier contenido disponible en Internet. La tecnología de contenerte.com es única para capturar, migrar y extraer cualquier contenido existente sin perder la información asociada (metas, imágenes, videos, pdf u otros ficheros asociados, …). Y si lo que necesitas es integrar una aplicación existente en tu portal o web, te pueden ofrecer una integración no intrusiva (es decir, a través del interface web existente) en tiempos y precios muy competitivos. contenerte.com convierte la web en una base de datos al alcance de tus aplicaciones. contenerte.com turns the web into a database

Ahora, vamos a decir que queremos conseguir para esta misma página un buen posicionamiento en buscadores con la frase "anís el abuelo." De la misma manera, colocamos esta frase con intervalos de 30 palabras dentro de nuestro cuerpo de texto de 250 palabras.

Queda bastante texto que no trata de nuestras frases claves para que todavía se lea bien. Sin embargo, si añadimos de la misma manera una tercera frase como, por ejemplo, "resoli de cuenca" los contenidos se complican. Las primeras 50 palabras pueden aparecer así:

Texto aguardiente casero texto bla texto bla texto bla texto anís el abuelo texto bla texto resoli de cuenca bla texto bla bla texto bla texto bla texto bla aguardiente casero texto bla bla texto bla texto bla texto bla texto anís el abuelo bla texto bla texto bla texto.

Hay tantas palabras clave y tan poco texto que el buscador no puede llegar a entender que "aguardiente casero", "anís el abuelo", y "resoli de cuenca" son todos tan importantes dentro de nuestra página y por lo tanto decide que son todos solo un poco importantes. En este sentido la densidad de palabras clave es un concepto relativo. El buscador no consigue saber cuál de estas frases es la más importante. Cuantas más frases empleadas en una página, disminuye la densidad de una palabra clave y nuestros esfuerzos en posicionamiento tendrán un menor éxito.

¿Cómo entonces sabe el buscador que palabras son palabras o frases clave? La respuesta es que no lo sabe. No sabe que es "el resoli de Cuenca" que, según nuestros gustos, puede ser algo bueno o algo malo. Simplemente, no les importa lo que es. Únicamente intentan emparejar búsquedas con páginas. Si optimizamos una página web para la palabra "sjfnsnf" probablemente si alguien introduce esta palabra, saldrá nuestra página entre los primeros resultados.

Los encargados de redactar los contenidos deberían tener como objetivo una densidad de 3% a 6% para cada palabra clave. Existe la tentación de colocar la misma frase todas las veces que podamos en la página. Esta práctica, que se llama stuffing (rellenar), ha recibido bastante atención de los buscadores que, como resultado, han modificado sus programas para identificarlo. Está considerado como spam y nos pueden castigar por emplearla.

Si nuestros contenidos suenan mal al leerlos en voz alta, si parece que hemos colocado nuestras palabras claves con poca atención al lector, probablemente deberíamos revisarlos.

Fuente http://www.1-en-buscadores.com

Publicar un comentario

 
Top